Reformas

Renovando la casa 

Cuando compramos esta casa se nos plantearon diferentes tipos de reformas. Sabíamos que la casa era antigua y nos iba a costar tiempo y dinero dejarla a nuestro gusto, pero nos encaprichamos de ella por su ubicación y por sus posibilidades. Pero como sabe todo aquel que haya comprado una casa antigua para reformar, la rehabilitación es algo que no termina nunca, siempre queda algo por hacer. Y lo último en lo que estamos enfrascados es en la reforma de la cocina.

Al tratarse de una casa antigua, algunos espacios eran pequeños, demasiado pequeños. Lo de la cocina era un problema ya que nosotros veníamos de una cocina grande y espaciosa en la que incluso te podías sentar. Pero esto era todo lo contrario. Cuando contactamos con un especialista reforma de cocinas en vigo en un principio ya nos dijo que había la opción de unir la cocina con el salón contiguo creando una suerte de cocina abierta a una sala o a un comedor. Entonces empezamos a pensar cuál sería nuestro siguiente paso.

Pero debido a que las reformas de otras partes de la casa eran más urgentes, dejamos lo de la cocina para más adelante. Una vez que ya nos hemos recuperado de las primeras reformas, hemos repescado el tema de la cocina para lo que nos hemos vuelto a poner en contacto con el mismo especialista reforma de cocinas en Vigo que nos propuso el primer proyecto ya que nos encantó. El problema en ese momento fue puramente de presupuesto. No había dinero para todo. Pero ahora ya hemos vuelto a juntar unos ahorros.

Aunque el coste es un poco más alto que hace unos años, hemos decidido seguir adelante porque la idea de tener una cocina más amplia y abierta suena demasiado bien para no llevarla a cabo. Tendremos una cocina casi el doble de grande con más posibilidades. Y es que a todos en la familia nos gusta mucho cocinar y hasta ahora no podíamos estar allí más de dos personas juntas sin molestarnos. El plan pinta muy bien pero ahora tocan semanas duras hasta que finalice la reforma.