Despido improcedente 

Son cosas que no se olvidan. Un despido nunca es agradable y menos cuando no te lo esperas. Pero la realidad empresarial trasciende la realidad de sus trabajadores. Y las razones por las que se despide a un empleado a menudo no tiene nada que ver con su trabajo, simplemente, sobra personal y te toca a ti, como le puede tocar a otro. La cuestión es tratar de mantener la cabeza fría cuando recibes la noticia. Porque, ¿y si se trata de un despido improcedente?

La empresa nunca te dirá que lo es, por supuesto, para ellos siempre “procederá”, pero la ley puede decir otra cosa. Y es ahí donde deben entrar los profesionales. Yo no tuve ninguna duda al buscar abogado laboralista en vigo minutos después de recibir la noticia. Era una situación muy extraña que, a los pocos meses de haber firmado un contrato fijo, me fuera a la calle. No tenía razón de ser y siempre pensé que algo se me había escapado en toda aquella situación.

De cualquier manera, mientras elaboraba mi propia teoría de la conspiración, me dije que tenía que confiar la parte burocrática del asunto en un profesional. Ni lo dudes un momento, si tienes la certeza de que las cosas no se han hecho legalmente, busca un buen abogado especialista en esta clase de casos. La mayoría de las veces, un trabajador no está al tanto de las leyes en estos ámbitos y no suele ser el mejor momento para estudiar derecho.

Por supuesto que, si decides reclamar el despido, puede que no tengas razón, incluso aunque moralmente la tengas, esto no va de moral, sino de leyes, que a menudo son cosas diferentes que juegan con conceptos incluso opuestos. Pero si ganas una reclamación por despido improcedente, como me pasó a mí cuando acudí a aquel abogado laboralista en Vigo, se te habrá dado la razón. Incluso puede que hasta te tengan que readmitir, cosa que, pasado un tiempo, probablemente ya sea lo de menos, porque quizás ya ni te interesa. Pero la “victoria” ha sido tuya.

4 cosas que puedes hacer en las Cíes este verano

Si disfrutar de la visita per se te parece poco plan, te ofrecemos una lista de 4 cosas que puedes hacer en las Cíes este verano:

  1. Disfrutar de una ruta de senderismo. En las Cíes la naturaleza es la protagonista. Por eso siempre es una buena idea realizar una ruta de senderismo. No solo vas a disfrutar de los bonitos paisajes de la isla y del aire puro, también podrás observar a las aves y sacar impresionantes fotografías. Solo necesitas ropa cómoda, un calzado adecuado y llevar una mochila con agua, comida y una cámara de fotos, mejor si es con objetivo.
  2. Puedes dormir en cies. En las islas está prohibida la acampada libre, pero existe un camping que está muy bien dotado. Puedes escoger entre reservar una parcela o una tienda con todas las comodidades. Si se reserva parcela habrá que llevar la propia tienda, mientras que del otro modo ya se contará con una tienda montada y con cama para dormir en su interior. Al reservar la plaza en el camping automáticamente te tramitan el permiso para ir a la isla, por lo que solo será necesario comprar el billete de barco para tener todo listo.
  3. Un fantástico día de playa. La playa es el mayor aliciente de las Cíes. La fama de sus arenales, con arenas blancas y aguas transparentes, ha llegado más allá de nuestras fronteras. La gente espera encontrar una playa de postal y es lo que van a obtener, por lo que la satisfacción es total. Muchos afirman que la sensación es la de estar en el Caribe, excepto por la temperatura del agua. Los amantes de la playa van a adorar pasar un día en las Cíes y poder tener esa sensación de paz y de tranquilidad. Y para los que pernoctan, incluso les queda la experiencia de poder ver las estrellas durante la noche de una manera muy limpia.
  4. Comer en el restaurante. El camping de las Cíes cuenta también con un fantástico restaurante. Dado que su capacidad es limitada, lo mejor es reservar si se quiere vivir la experiencia de disfrutar de su cocina. Pero además de este restaurante hay otros dos locales en los que poder comer. El restaurante Rodas, que está especializado en comidas para familias con niños y el restaurante Serafín, con una gran variedad de pescados y mariscos para darse un fantástico capricho culinario.

¿Cuáles son los tipos de trastornos de ansiedad?

La ansiedad es un mal epidémico de las sociedades occidentales, causado principalmente por el ritmo de vida actual, la insatisfacción laboral y las dificultades económicas. Se estima que los síntomas de este problema están presentes en el 6,7% de los españoles, según datos del Ministerio de Sanidad.

 

Para los Especialistas en tratamientos de ansiedad en Vigo, experimentar un cierto grado de miedo o intranquilidad forma parte de la vida, pero en determinados casos alcanza niveles y duraciones que comprometen la salud física y mental. Familiarizarse con los distintos tipos de ansiedad ayuda a prevenirlos.

 

En primer lugar, la agorafobia es una clase de trastorno de ansiedad especialmente común, caracterizado por el temor extremo a situaciones y entornos que desencadenen el pánico, la vergüenza o la sensación de estar atrapado de la persona afectada. Por lo general, se manifiesta en multitudes o en embotellamientos como calles estrechas o puentes.

 

Por su parte, el trastorno de ansiedad por separación aparece en menores que manifiestan un miedo, angustia o preocupación irracionales a verse separados de personas con un rol paternal (madre, padre, abuelos, etcétera). Se conoce también por sus siglas en inglés (SAD) y puede afectar a personas adultas.

 

Estrechamente relacionado con el contacto social, el TAS o trastorno de ansiedad social es una fobia que desencadena un estrés, temor y rechazo irracionales de situaciones cotidianas (quedadas con amigos, reuniones en el trabajo, asistencia a clase, etcétera) que implican un contacto con el resto de la sociedad. 

 

Más desconocido es el trastorno de ansiedad inducido por sustancias. Este se produce a consecuencia del consumo de drogas como la cafeína, la nicotina, el cannabis o la heroína, por mencionar algunas de las más comunes. La fuerte dependencia que ocasionan, genera episodios de pánico y una ansiedad constante.

 

Como indica su nombre, el trastorno de ansiedad generalizada abarca una pluralidad de situaciones y causas, como la incapacidad para controlar la situación o la preocupación irracional por el trabajo.

El casero 

Los arrendadores de pisos siempre tienen mucho temor a la persona que va vivir en el piso que ponen en alquiler. Casi todos, sobre todo aquellos que dependen financieramente de esos ingresos, tienen una especie de temor a dar alojamiento al mismísimo diablo, personas desaprensivas que solo piensan en destrozar casas y no pagar el alquiler. Siempre pienso que, si tanto miedo tienen a alquilar su propiedad, ¿por qué la alquilan entonces? Ah, claro, por el dinero, porque al final les sale muy rentable.

Lo que ellos no saben es que los inquilinos también tememos mucho a los caseros, pero en nuestro caso no tenemos alternativas. No podemos decir: “no tengo ganas de alquilar, voy a comprar un piso”. No, este negocio no funciona así. Así que a veces nosotros tenemos suerte con los caseros y otras, pues no. Y es un verdadero suplicio solventar cualquier contratiempo, como cambiar los Mecanismos para estores baratos si están estropeados. 

Cuando tu casero es de esos que sufre por cada céntimo extra que le cuesta la casa, vas a tener un problema. Reza para que no se rompa nada, trata la casa mejor aún que si fuera tuya porque como tengas algún problema, prepárate a sufrir. Lo primero es que los “manitas” que trabajan para esta clase de caseros, son más bien unos “manazas”. Te los envía para arreglar un roto o un descosido porque saben de todo, y no saben de nada. Si el mismo tipo que arregla la calefacción es el mismo que tiene que cambiar los Mecanismos para estores baratos, no suele ser buena señal.

Lo que pasa en muchas ocasiones es que, al poco tiempo, la calefacción vuelve a estar escacharrada y los estores vuelven a quedar atascados. Entonces dudas de si optar por arreglarlo tú mismo de tapadillo, buscando a un profesional de verdad con tal de no recibir en casa al manitas de turno y no tener que entrar en un proceso de negociación con el casero al que oyes teclear la calculadora al otro lado del teléfono. Así que cuando un casero teme a los inquilinos, tal vez deberían ponerse alguna vez a este lado, en el que no caben más alternativas que irse a otro piso a ver si te encuentras con un casero un poco medio normal.

Depresión no es igual a tristeza

Cuantas veces nos hemos levantado con el ánimo bajo y hemos dicho que nos sentimos un poco “depres”. Sin embargo, tristeza y depresión no son la misma cosa. Es normal tener días bajos de ánimo, incluso algunas pequeñas temporadas en las que estamos cansados o tristes por algunas cosas. También podemos sentirnos así porque ha ocurrido algo que nos causa esa sensación, como la muerte de un familiar. Pero no estaríamos hablando de una depresión por una sensación de tristeza temporal y normal.

Si se le pregunta a algún psicólogo especialista tratamientos de depresión Pontevedra te dirá que la tristeza es un estado de ánimo mientras que la depresión es un trastorno del estado de ánimo. Uno de los aspectos que la diferencian es precisamente, que la tristeza es algo temporal mientras que la depresión es algo crónico.

Mientras que alguien que siente tristeza continúa con su vida con normalidad, quién tiene depresión suele sentir que no tiene fuerza para continuar con su vida. Que no hay razones que hagan que merezca la pena sacar esas fuerzas que les faltan o, en ocasiones, que a nadie le va a importar que sigan o no luchando por continuar. Y es que en las depresiones más graves la persona puede llegar a desear morirse e incluso intentar acabar con su vida.

La depresión es algo muy serio y confundirla con la tristeza ocasional solo impide que la veamos como el problema de salud grave que realmente es. Quién la sufre debe acudir a un especialista para que le ayude. Normalmente, serán dos los que lo hagan: el psiquiatra y el psicólogo. El psiquiatra le ayudará con medicación y el psicólogo le dará pautas para poder continuar y salir adelante.

Algunas personas que sufren depresión no son conscientes de lo que les pasa. Se sienten muy mal y sin ganas de nada pero no le ponen un nombre a su problema, no son conscientes de estar enfermos e incluso se culpan por sentirse de esa manera. Son las personas que están a su alrededor las que, en muchos casos, detectan los cambios que se están produciendo en el individuo y le instan a que acuda a un profesional.

Es importante que sea un psicólogo o un psiquiatra quién atienda al enfermo ya que los amigos y familiares, por mucho que quieran, no cuentan con las herramientas para poder sacar del pozo a la persona enferma.

Visitar bodegas, una forma de viajar que es tendencia

Los viajes gastronómicos llevan años triunfando en muchos lugares del mundo. Incluso hay personas que planifican sus viajes para poder acudir a restaurantes de prestigio o a lugares en los que se preparan determinados platos exóticos. 

Pero en los últimos años también se han convertido en tendencia los viajes asociados al vino y a la vista de bodegas. Tanto es así, que algunas bodegas han construido bonitos hoteles cerca de sus instalaciones. La estancia incluye la cata de los caldos y la visita a la bodega, así como otras actividades relacionadas con el vino. Incluso es posible que los visitantes puedan participar como espectadores viendo la vendimia o los procesos de fabricación del vino siempre que se hospeden en el hotel en las fechas adecuadas.

En las Rías Baixas, las bodegas de Albariño son las más demandadas para visitar. Mucha gente se pregunta cuál es la mejor bodega de albariño para visitar pero es bastante complicado responder a esta pregunta ya que muchas tienen encanto y también son numerosas las que tienen un nombre conocido y un sólido prestigio. 

Lo mejor es que si se viaja con la idea de conocer este vino se visiten dos o tres bodegas para poder disfrutar de una experiencia mucho más intensa. Incluso es posible apuntarse a un curso breve de cata, de los que se celebran en unas pocas horas. Así, se aprenderá a saborear el vino de una forma profesional y se apreciarán todos los matices de esta bebida tan popular.

Estos cursos básicos de cata ayudan a que los amantes del vino sepan exactamente qué buscar en un caldo y puedan diferenciar aquellos de calidad de los que no tienen tanta, pudiendo elegir los mejores para sus cenas pero también aprendiendo a no pagar de más por las bebidas que no merecen realmente la pena.

El vino de Albariño es uno de los más famosos de Galicia. Es un vino principalmente blanco, de gran calidad y que se toma fresco, lo que hace que se consuma mucho en verano aunque tiene éxito a lo largo de todo el año. Además, combina muy bien con los pescados y mariscos propios de esta región, por lo que se sirven en prácticamente todos los restaurantes de este lugar pero también en muchos en toda España ya que es un vino muy conocido y solicitado.

El acné no se acaba a los 18 años

Mucha gente considera que el acné es un problema que solo afecta a los adolescentes. Si así fuera, al cumplir los dieciocho desaparecería. Pero por desgracia, esto no es así y hay muchas personas que, incluso en la edad adulta, sufren las consecuencias de este problema de piel.

Lo ideal sería que al entrar en la adolescencia todos los jóvenes visitasen a un dermatólogo para que les dijera cuál es su tipo de piel y qué cuidados necesita. De esta manera, se prevendría la aparición de casos graves de acné. Y es que conseguir que no aparezca en absoluto no es algo que esté en nuestras manos, pero evitar brotes problemáticos sí que puede estarlo en la mayor parte de los casos.

Es importante saber qué tipo de cremas son las más adecuadas para el cuidado de nuestro tipo de piel, qué rutinas de limpieza son más efectivas o incluso tener una charla sobre qué es cierto y qué son mitos en el tratamiento del acné. También es de interés aprender a escoger los productos de maquillaje más adecuados evitando así dañar la piel, favorecer las infecciones en los granos e incluso, a medio plazo, un envejecimiento prematuro de la piel.

Pero, lo cierto, es que la gente solo acude al médico cuando hay un problema ya existente y por eso lo habitual es acudir a un dermatologo especialista en tratamientos acne en Vigo una vez que el acné ya está presente. Incluso, en algunos casos, tras haber probado varios métodos caseros y cremas de farmacia sin éxito. En este último caso es muy frecuente que nos encontremos con un problema ya más serio.

Incluso hay personas que una vez superada la adolescencia continúan teniendo brotes de acné en la edad adulta. Es mucho más frecuente de lo que podríamos pensar y no es algo a lo que haya que resignarse ya que actualmente existen muchas soluciones que pueden mitigar el problema y hacer que se vuelva algo casi inapreciable.

Otro de los problemas del acné, a largo plazo, son las cicatrices. Cuando los granos se infectan es posible que dejen marcas en la cara, los famosos cráteres del acné. Pueden ser muy antiestéticos y para muchas personas son un auténtico problema pero hoy la dermatología estética ha avanzado mucho y es posible tratar esas cicatrices con láser, consiguiendo reducir mucho su efecto.