Bodegas

Visitar bodegas, una forma de viajar que es tendencia

Los viajes gastronómicos llevan años triunfando en muchos lugares del mundo. Incluso hay personas que planifican sus viajes para poder acudir a restaurantes de prestigio o a lugares en los que se preparan determinados platos exóticos. 

Pero en los últimos años también se han convertido en tendencia los viajes asociados al vino y a la vista de bodegas. Tanto es así, que algunas bodegas han construido bonitos hoteles cerca de sus instalaciones. La estancia incluye la cata de los caldos y la visita a la bodega, así como otras actividades relacionadas con el vino. Incluso es posible que los visitantes puedan participar como espectadores viendo la vendimia o los procesos de fabricación del vino siempre que se hospeden en el hotel en las fechas adecuadas.

En las Rías Baixas, las bodegas de Albariño son las más demandadas para visitar. Mucha gente se pregunta cuál es la mejor bodega de albariño para visitar pero es bastante complicado responder a esta pregunta ya que muchas tienen encanto y también son numerosas las que tienen un nombre conocido y un sólido prestigio. 

Lo mejor es que si se viaja con la idea de conocer este vino se visiten dos o tres bodegas para poder disfrutar de una experiencia mucho más intensa. Incluso es posible apuntarse a un curso breve de cata, de los que se celebran en unas pocas horas. Así, se aprenderá a saborear el vino de una forma profesional y se apreciarán todos los matices de esta bebida tan popular.

Estos cursos básicos de cata ayudan a que los amantes del vino sepan exactamente qué buscar en un caldo y puedan diferenciar aquellos de calidad de los que no tienen tanta, pudiendo elegir los mejores para sus cenas pero también aprendiendo a no pagar de más por las bebidas que no merecen realmente la pena.

El vino de Albariño es uno de los más famosos de Galicia. Es un vino principalmente blanco, de gran calidad y que se toma fresco, lo que hace que se consuma mucho en verano aunque tiene éxito a lo largo de todo el año. Además, combina muy bien con los pescados y mariscos propios de esta región, por lo que se sirven en prácticamente todos los restaurantes de este lugar pero también en muchos en toda España ya que es un vino muy conocido y solicitado.